lunes, 7 de diciembre de 2009

Un solo día.

Algunas novelas que trascurren en un sólo día:

  • Ulises (1922)- James Joyce (Aunque al final, y al principio agarra horas de otros días).
  • Bajo el Volcán (1947) - Malcolm Lowry.
  • La Señora Dalloway (1925) - Virgina Woolf.
  • Op Oloop (1934) - Juan Filloy.


Un día puede ser suficiente para que pase una novela.

7 comentarios:

Lauri dijo...

¿Adán Buenosayres? - Yo diría que sí.

g. dijo...

Volviendo de lo de "Medea" charlando en el largo viaje de vuelta a casa, salió la conversación de novelas que se desarrollan en un sólo día.

No sé porqué antes no había pensando en Saer y me di cuenta que:
- Responso, pasa en un sólo día;
- Glosa, pasa en 21 cuadras, por lo que también pasa en un sólo día. Aunque la temporalidad va y viene en el narrador, el acto en sí de la novela trascurre en esa charla de 21 cuadras (¿21? Sí, creo que 7, 7 y 7);
- El Limonero Real es el día de fin de año de Layo y su familia, aunque también hay que decir que parte del relato se desarrolla en sus recuerdos, como la ida al Mercado Central de la ciudad en una noche lluviosa.

Aunque claro, como todavía no fui a casa, todo esto que digo es de memomria y puede llegar a haber algún que otro dato equivocado (Más que nada en Responso que leí hace mucho tiempo). Pero me parece que pondría las manos en el fuego por esos datos si se diera en algún tipo de conversación más o menos academica.
Estaba pensando también en Nadie Nada Nunca, pero me parece que no. Aunque allí la destrucción del linealidad temporal (Puede ser que esto tengo una palabra, pero no me fio todavía de ella) está más destruida que en otras, supongo que por el cómo se intecalan los episodios y cómo el principio no lo es y el final no existe. Caballos, Muerte de Comisario, Bañistas, Bañero. Una de las novelas más copadas de la literatura argentina (junto a Glosa, El Limonero Real, y personalmente a mí me gusta mucho Lo imborrable).

Como siempre, terminé hablando de Saer.

Lauri dijo...

(Ese solo no lleva tilde.)

Yo te nombré De sobremesa , de José Asunción Silva.

g. dijo...

El diá de las ratas; Dyonelio machado.

g. dijo...

Esto es algo forzado, pero hay que analizarlo; una novela de João Guimarães Rosa pasa en sólo un día. De hecho, en un sólo rato. La novela es Gran Sertón: Veredas (1956) y es un largo monologo del yagunzo Riobaldo a un interlocutor indefinido, pero de otra zona del brasil y medico.
La trama del libro se extiende por varias jornadas, hasta bastante tiempo. Desde anecdotas de juventud, hasta la primera vez que vio a la que sería su esposa y las andanzas con su amigo Diadorim. Pero todo eso, pasa en un rato, que es el relato que hace. O sea, analizada desde la acción (o la no-acción) de hablar, la novela pasa en un solo día.

Novelón impresionate.
(Escrito para nadie).

g. dijo...

Petersburgo, Andrei Bely.
Un día en la vida de Ivan Denisovich, Aleksandr Solzhenitsyn.

g. dijo...

Petersburgo, pasa en un par de días. Así que no.