lunes, 19 de mayo de 2008

Eduardo Aliverti - Terrorismo sintáctico

"Pienso en todos los ignotos de enorme calidad profesional que no merecen el reconocimiento de lo que llaman “el gran público”. Sobre todo en los que escriben en diarios y revistas. Pienso, en un país y en un mundo donde cada vez se leen menos diarios y revistas si es que hablamos de las publicaciones que observan cierta rigurosidad profesional, justamente. Pero también pienso en los que titulan de forma fantástica en los boletines de la radio o en las placas de la tele, y redactan cuidando el lenguaje y se preocupan por no incurrir en groserías cacofónicas y por hacer un buen uso de los sinónimos. Pienso en esos colegas radiofónicos que no viven para reproducir lo que dicen los diarios; y pienso en los colegas de los diarios que, piensen como piensen, todavía respetan al lector con una prosa atildada, en lugar de provocar terrorismo sintáctico." (Eduardo Aliverti, en http://www.utpba.net/article140254.html)


Qué miedo nos da, a todos, ese terrorismo sintáctico. Ese terrorismo sin fundamentos ni bases. Ese terrorismo que redacta sin mirar, sin abrir los ojos, sin leer(se) en voz alta.
El terrorismo de rima fácil, de versos contados, de descripciones eternas y absurdas y realistas y acotadas y obstusas.


Es, sin embargo, el terrorismo que nos hace plantar en pie de guerra y defender lo que nos queda. La sintaxis. Y las ganas de entendernos, mínimamente.

1 comentario:

Gaston dijo...

La sintaxis mueve al mundo.